lunes, 4 de abril de 2011

Dinámica



 –¡Quilca baja! –dije apenas pude ver aquel paradero.
 Al estar en el suelo veía el bus irse con escasa rapidez. Crucé la pista con cuidado, siempre mirando a ambos lados. Caminaba y recordaba aquella época punkeke en las que iba al Boulevard de la Cultura a comprar entradas de conciertos, mochila, polera o simplemente pasear por aquel mundillo subterráneo, diferente, con harta bulla.
Llego al UVK y caminando sin rumbo encuentro muchos jóvenes esperando afuera de un edificio, pregunto y sí, ése era el lugar de la entrevista, una empresucha llamada GGS.
     Estaba vestido de manera formal, como ameritaba la ocasión: una camisa Baronet, una corbata dorada, un pantalón de vestir y zapatos negros bien lustrados. Me di con la grata sorpresa que la demás gente estaba vestida como se le había dado la gana: camisa sport y sin corbata, jean y zapatillas North Star.
     Luego de tanto esperar, entramos en manada, nos ubicaron en salones distintos. Una chica me preguntó a que iba, la verdad no sabia que responderle, ya que no sabia a que puesto postulaba, sabia remotamente que era un Call Center, así que imaginaba que era para ventas.
      Recordé como había llegado ahí. Después de mandar un sinnúmero de CV’s, una noche taciturna, una fémina llamó a mi celular y me dijo que me presentara para una entrevista, me dio la dirección y la hora. Busqué en Internet información y descubrí que era un Call Center, me extrañé demasiado porque nunca había mandado un CV a un Call Center, sino a empresas que me dieran la facilidad de laborar en cargos administrativos, o sea, en algo relacionado con mi carrera. Luego de pensarlo, dije: “Pucha a nada, será pe, si la hago bacán, sino la huevas”. No tenia nada que perder, es más, iba a ganar experiencia y tal vez, con suerte, dinero.
      Luego de un rato entró una muchacha nada agraciada, nos entregó una ficha, la cual llené con suma honestidad. Luego nos hizo una "entrevista", pero no era como las entrevistas tradicionales, o sea, uno por uno, sino la gente tenía que presentarse y hablar en público. Salí segundo, y bueno, lo hice lo mejor posible, me olvidé del miedo y hablé con suma honestidad y con un lenguaje un poco técnico. Fui el único que estudiaba en una institución que valía la pena, me enorgullecí de haber dicho: “Estudio administración en la Universidad Ricardo Palma, cuarto ciclo y además ingles en el Británico, nivel intermedio”. Contesté respuestas muy técnicas, como que muy sacada de libros, pero bueno, para eso estudio. “Mi objetivo es pertenecer a una organización sólida para demostrar mis aptitudes y habilidades. ¿Cómo me veo en seis años?, como un subgerente de finanzas. ¿Una virtud?, responsabilidad y una cosa para mejorar… la verdad que siempre hay algo que aprender". Mi único talón de Aquiles fue decir que no tenia experiencia laboral.
      Muchos hablaban y se tiraban flores, hablaban maravillas de sí mismos, que habían trabajado en ventas anteriormente; pero en formación académica nadie podía, al menos, hacerme la pelea. Por lo que veo en esa empresa escogen a charlatanes, floreros, gente que, como se dice, es puro furu farara.
      Luego de las respectivas presentaciones, porque no lo considero como entrevista; aquella chica no se le puede considerar ni siquiera como aprendiz de gerente de Recursos Humanos; llamó a cuatro personas, de las cuales una de ellas era yo y argumentó que nuestros perfiles no se acomodaban a los solicitados. Con una sonrisa y sin decir gracias, me retiré.

PD. Ya en el bus, camino a casa, revivía aquellas escenas en mi mente. Sonreí y dije: “Puta, al menos esta huevada me sirve para colgar algo nuevo en el blog… hace tiempo que no escribo una historia nueva, será motivo pues”

2 comentarios:

  1. jaajajaja me encantó la postdata, y tu post me hizo acordar las veces en que comencé a buscar trabajo, un consejo: no busques chamba en los diarios, todas esas chambas no valen la pena, mas bien busca en la bolsa de trabajo de tu universidad y se puede en las bolsas de trabajo de otras universidades serias de amigos...

    ResponderEliminar
  2. Ok, lo tomaré en cuenta.

    Gracias por leer :)

    ResponderEliminar